Reporteros sin fronteras

Cuba

Publicado el Lunes 12 de marzo de 2012. Actualizado el Viernes 9 de marzo de 2012.
Versión para imprimir de este documento ImprimirEnviar la referencia de este documento por email enviar françaisEnglish

A digital cold war is being played out against a backdrop of demonizing the Internet and social networks, which are accused of having a destabilising influence and being orchestrated by the American enemy. Will the arrival of the Venezuelan fiber-optic cable call into question the “rationing” of the Internet, which remains out of reach for the majority of the population? The creation of a tightly controlled Cuban Web 2.0 tends to indicate that the regime has no intention of making any concessions with regard to communications.

Presiones de todo tipo y campañas de difamación contra los blogueros críticos.

La batalla entre les blogueros progubernamentales y los “alternativos”, críticos de las autoridades, no deja de causar furor en Internet. El régimen impide que la mayor parte de sus ciudadanos tengan acceso a la Red y ocupa un lugar en ella para no dejarle el ciberespacio a los disidentes (leer el capítulo sobre Cuba en el informe 2011 de los Enemigos de Internet). Aunque menos de 2% de los cubanos tienen acceso a la red internacional de Internet, son cada vez más numerosos aquellos que saben evadir la censura, acceder a la Web y consultar las redes sociales.

En marzo de 2011 se difundió en la televisión el documental oficial “Las razones de Cuba”, en el que se acusaba a los blogueros críticos, calificándolos de “cibermercenarios”, de estar manipulados por Estados Unidos. Éste, fue contrarrestado con la difusión, en Vimeo, de un video disidente: “Razones ciudadanas”. La bloguera Yoani Sánchez explicaba en él que la “satanización de Internet” está en pleno apogeo porque el gobierno está “nervioso” y teme que Internet juegue un rol similar al que tuvo durante la primavera árabe. Después, el 2 de enero de 2012, en una entrevista concedida al diario peruano El Comercio, la disidente declaró que era escéptica respecto a las posibilidades de un movimiento de protesta cubano en relación con el modelo tunecino o egipcio, pues la sociedad se encuentra “muy fragmentada” y la capacidad de movilización a través de las redes sociales es aún “mínima”.

Yoani Sánchez fundó una escuela de blogueros para romper el cerco de la información oficial. Otros blogueros, como Claudia Cadelo, Laritza Diversent y Orlando Luis Pardo Lazo, también se convirtieron en defensores de las “libertades digitales” y del derecho de los cubanos a la información. La cobertura de la muerte del disidente Juan Wilfredo Soto García, por parte de blogueros alternativos, disgustó a un gobierno que se pone furioso al ver que se replica la versión oficial.

El reto de las redes sociales

En noviembre de 2011 el mundo entero fue testigo de lo que parecía ser la primera confrontación directa entre un miembro de la familia del dirigente cubano, en este caso Mariela Castro, la hija del presidente Raúl Castro, y una disidente, Yoani Sánchez. En su bautismo de fuego en Twitter, Mariela Castro perdió su sangre fría frente a los argumentos de los detractores, calificándolos de “parásitos despreciables”. Más tarde, en una entrevista con la BBC Mundo, Yoani Sánchez celebró el instructivo papel que han desempeñado las redes sociales: “En Twitter nadie le da lecciones a nadie. Los presidentes no le dan mensajes a los ciudadanos, ni las grandes personalidades a las pequeñas. Todos aprendemos de todos". A la disidente de nuevo le negaron el permiso para salir de Cuba (enlace en inglés), planeaba viajar a Brasil en febrero de 2012.

El 1 de diciembre de 2011 el Ministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, incitó a las redes sociales a desarrollar una nueva estrategia para liberarse de la “dictadura” de las grandes empresas estadounidenses del sector. Días más tarde, el gobierno acusó a Twitter de haber difundido rumores que anunciaban la muerte de Fidel Castro (enlace en francés).

Sin tardanza, el régimen lanzó RedSocial, una versión cubana de Facebook a la que sólo es posible acceder desde el Intranet cubano, la Red Cubana. Concebida como “Un punto de encuentro virtual para las universidades cubanas", sigue siendo una herramienta de control. Al inscribirse, el usuario debe proporcionar la contraseña de su cuenta de correo electrónico. Esta red social “hecha en Cuba” contaba con miles de usuarios a finales de 2011.

El cable venezolano, ¿un rayo de esperanza?

Los retos se intensifican con la llegada del cable submarino de fibra óptica ALBA 2, que conectará a Cuba con Venezuela y multiplicará por 3.000 la capacidad de conexión de la isla con el resto del mundo. Anunciada para el verano de 2011, su instalación se ha aplazado sin que se dieran a conocer los motivos. A inicios de 2011 el régimen explicaba que este acceso a la Red estaría reservado a un “uso social”: instituciones, universidades y a algunos profesionales, como médicos y periodistas. También permitiría la creación de centros de acceso colectivos. A finales de enero de 2012, en su Conferencia Nacional, el Partido Comunista Cubano eludió cuidadosamente la pregunta del desarrollo de Internet, contrariamente a lo que se esperaba.

Algunos consideran que el cable no mejorará las condiciones de conexión de los cubanos a la red mundial –o solamente la de aquellos que ya tienen acceso a ella–. En cambio, otros esperan que se desvíen fibras del cable hacia el mercado negro de acceso a Internet. Por otra parte, el régimen continúa movilizándose para luchar contra las alternativas de evasión de la censura. En noviembre de 2011 Cuba acusó a Estados Unidos de apoyar las conexiones paralelas a Internet en la isla, a través de la importación ilegal de equipo y ofreciendo conexiones satelitales. Un ciudadano estadounidense acusado de estar implicado en estas maniobras fue detenido en diciembre de 2009.

CLASIFICACIÓN MUNDIAL

ENEMIGOS DE INTERNET

FICHA DE PAÍS

close
close
close
Presentación | Contáctenos | CGU